¿Porque lavar las manos frecuentemente es importante?

Sí buscas una manera efectiva de eliminar las bacterias y virus, la solución está en tus manos; pues tan solo con lavarlas interrumpes la cadena de transmisión de enfermedades parasitarias e infecciosas. Mantener una buena rutina de limpieza en nuestras manos y ser constantes serán beneficioso para tu salud general y la de quienes te rodean.

Y no es para menos, pues hoy en día una buena limpieza de esta parte de nuestro cuerpo puede llegar a salvar vidas, ya que desde el 2019 la OMS declaró la emergencia de salud pública de impacto mundial provocada por el COVID-19; razón por la cual se recomienda realizar lavado frecuente de manos con agua y jabón, y en caso de no contar con estos elementos realizar una desinfección con productos a base de alcohol al 70%.

¿Por qué el lavado de manos previene infecciones?

Como lo hemos mencionado anteriormente, lavarse las manos con jabón elimina los microbios, pero te preguntarás, ¿dónde puedo adquirirlos?

  • Al tocarte los ojos, nariz o boca, pueden entrar a tu cuerpo causando una infección.
  • Si tocas alimentos sin lavarte las manos los microbios pueden contaminarlos y multiplicarse bajo ciertas condiciones, causando así enfermedades.
  • Los microbios de las manos sin lavar pueden transferirse a superficies u objetos como juguetes, mesones, lapiceros y luego transferirse a las manos de otra persona.

Por lo tanto, el lavado de manos ayuda a prevenir múltiples enfermedades en especial infecciones víricas, respiratorias. Según estudios realizados, implementar esta acción en tu rutina diaria puede prevenir 1 de cada 3 enfermedades diarreicas y 1 de cada 5 infecciones respiratorias, como la gripe.

Ahora bien, ¿cuándo deberías lavarte las manos?

Debes saber que puedes realizar el lavado de tus manos en cualquier momento del día, pero también existen momentos cuando es más importante que lo realices, estos son:

  • Antes de comer cualquier tipo de alimento.
  • Durante y después de la preparación de alimentos.
  • Mientras atiendes a alguien que esté enfermo debes realizar un constante lavado de manos y desinfección de objetos.
  • Al tratar cualquier tipo de herida.
  • Después de ir al baño o cambiar pañales.
  • Luego de sonarte la nariz, toser o estornudar.
  • Tras acariciar un animal, su comida, jaulas o heces.
  • Después de tocar la basura.
  • Si tiene las manos visiblemente sucias o engrasadas.

Finalmente, no subestimes la importancia del lavado de manos, es la primera línea de defensa contra la propagación de muchas enfermedades, incluyendo el coronavirus (COVID-19), te tomará poco tiempo y te ahorrará muchas molestias.